La Alimentación del bebé sus etapas

2014-09-09_19-57-17

Durante este periodo, el bebé va perfeccionando sus habilidades y prueba  las señales físicas que indican que está listo para esa segunda etapa
Se lleva a la boca todo lo que tenga a su alcance  (con tu ayuda).
Comienza a beber en taza o vaso.
Agarra los juguetes y los pasa de una mano a otra.
Es capaz de quedarse sentado sin ayuda .
Empieza a balbucear.

Justo porque está creciendo de manera acelerada y quiere explorar todo a su alrededor, es importante que te asegures de que reciba todos los alimentos para su sano crecimiento y desarrollo.
¿Sabías que a los 6 meses de vida habrá duplicado su peso de nacimiento y al año lo triplicará?
Al mismo tiempo, la capacidad de su estómago aumenta de 10 a 20 ml  al nacer a unos 200 ml cuando cumpla un año. Increíble, pero cierto.

Por eso y porque su organismo requiere una mayor cantidad de nutrimentos, va necesitando mayores porciones de alimento, en esta etapa la porción es equivalente a media taza.

También es el mejor momento para ayudarle a establecer hábitos de alimentación que le servirán para toda la vida.
De ti depende que adquiera el gusto por la comida saludable.

Este periodo de alimentación complementaria es una ventana de oportunidades para que tu bebé vaya conociendo y aceptando nuevos alimentos. Recuerda que familiarizarse con distintos ingredientes le ayudará a tener una dieta más variada y de mejor calidad en el futuro.

Mamá: recuerda que es importante darle de comer con una cuchara para favorecer su coordinación y movimiento bucal, ya que aprenderá a anticipar la llegada del bocado. Además desarrollar su habilidad para comer promueve el buen desarrollo de su lenguaje.

Te recomendamos que empieces a incluir en su dieta las papillas y jugos es la segunda etapa que están formulados especialmente para bebés de esta edad porque:

Es la porción adecuada media taza  para esta etapa del desarrollo de tu bebé.
Está fortificada con vitaminas y minerales, en particular con hierro para ayudar a optimizar su desarrollo mental.
Incluyen comidas completas: combinaciones de frutas, vegetales y yogurts adecuados para que tengan una dieta variada.
Su textura es más espesa que en la primera etapa que lo que ayuda a seguir desarrollando su habilidad para comer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *