¿Dónde viajar con bebés?

 

Información turística y guías de viaje

Existen muchas personas a quienes la mera mención de las palabras <<niños>> o <<bebés>> y <<viaje>> en la misma oración, crea cierta tensión o produce temor.

Y es que al momento en el que comienzas a acariciar la idea de unas vacaciones cuando recién acabas de tener un bebé, sientes que todo se complica, seguramente te preguntas ¿Pero cómo haré para prestarle atención y relajarme a la vez?

No te preocupes, no es necesario que dejes a tu bebé en casa con alguien más para que puedas disfrutar del viaje.

La idea de viajar con bebés no es que, esas únicas dos semanas que tienes de vacaciones, en todo el año, te sientas aburrido o aburrida, no, aquí lo que queremos es que disfrutes de forma que todos y todas puedan sacar el mejor provecho de esos días libres del año, aprendiendo cosas nuevas, conociendo culturas distintas y atesorando recuerdos para toda la vida.

Así que, presta atención, que en éste post te contaremos los puntos o tips que consideramos debes tomar en cuenta para saber a dónde viajar con bebés, logrando que las vacaciones soñadas en familia se conviertan en una realidad divertida y segura para ti y para ellos.

  1. Define el estilo de viaje

En el caso de que recientemente tuvieras un bebé y te hayas reinsertado al mercado laboral, probablemente querrás ir es a sacarte toda la tensión y experimentar cosas que te relajen a lo largo del viaje, a partir de ello ya puedes ir descartando destinos y actividades para las que no podrías estar en compañía de tu bebé.

  1. Planifica con tiempo

¿Quieres viajar en agosto? Apartando el hecho de que todo el mundo querrá viajar para esa época del año, para cualquier viaje es necesario que empieces a planificar, al menos con tres meses de antelación; de ésta manera puedes tener claro puntos importantes como:

  • Dinero disponible
  • Lugares para los que se puede planificar con dicha cantidad de tiempo, y a los que se puede llegar y disfrutar sin mayores percances en temas de hospedaje, comida, efectivo, etc.
  • Cantidad de viajeros, es indispensable que sepas si toda la familia irá, a partir de esta información es que podrás comenzar a armar, de manera adecuada y real, el presupuesto que utilizarás durante el viaje
  1. Busca el punto medio

Pero no te encasilles y pienses en una única oportunidad de viaje. Utiliza la información que ya recopilaste acerca de las actividades turísticas que puedes realizar junto a tu bebé y piensa en cuáles son las actividades y sitios por los cuales tu deseas pasar; analizando todos éstos datos, ubica el equilibrio de las experiencias a vivir para su próxima aventura.

  1. Y ahora… ¡A planificar!

Ésta es la parte más divertida del proceso (antes de las experiencias del viaje, claro está); la idea es que, una vez que hayas encontrado el punto medio de las actividades y lugares, empieces a buscar hospedajes, información sobre la moneda del lugar o los lugares elegidos a donde viajar con bebés, el idioma, información sobre la comida, el seguro médico, fechas para los pasajes de ida y vuelta de la oficina, bla, bla bla. Todo lo necesario a planificar para los días del viaje.

Cuando tengas toda esa información, toma en cuenta la cantidad de personas y arma tu presupuesto para el viaje, tratando de equipararlo al dinero que tienes disponible para ello (tampoco puedes viajar dos semanas y quedarte sin comer el resto del año ¿cierto?).

  1. Plasmando las ideas en la realidad

A ésta parte del proceso, podemos subdividirla en dos facetas: Realidad antes de la aventura y realidad durante la aventura.

  • Plasmando las ideas parte I: antes de la aventura.

Antes de comenzar la aventura hay muchas cosas por hacer: comprar los implementos necesarios para los bebés (y para ti, claro está), pedir los días de vacaciones en tu empleo, acordar quién se encargará de vigilar la casa y regar las plantas, encontrar a alguien que pueda cuidar a tu mascota todo ese tiempo… en fin, todas esas cosas que no puedes dejar con cabos sueltos al momento de viajar.

  • Plasmando las ideas parte II: durante la aventura.

Aquí, una vez que estén en el lugar que planificaste visitar, debes tomar en cuenta la edad de tu bebé para poder realizar ciertas actividades o acceder a determinadas atracciones turísticas, por ejemplo: no es recomendable ir a surfear o a los rápidos con bebés.

Trata de pensar de ésta manera en cada situación para poder disfrutar juntos de manera segura y que logres el cometido del viaje: relajarte e introducir a tu bebé en las distintas culturas del mundo desde sus primeros años de vida.

  1. Y… ¿Cuáles son los mejores lugares para decidir a dónde viajar con bebé

Para niños pequeños, lo más recomendable sería tomar en cuenta sitios como playas sin oleaje alto (donde puedas, por ejemplo, bañarle en el mar con cuidado por primera vez, para evitar accidentes). En el caso de que el viaje está destinado a sitios montañosos, sería ideal asegurarse de que no hayan muchos barrancos alrededor.

Lugares que pueden disfrutar mucho los niños de cualquier edad son, usualmente, los históricos, como Machu Pichu, el Partenón de Atenas, La torre Eiffel de Francia, el Parque Europa, Museos de ciencias naturales y de bellas artes… aunque tu bebé no recopile toda la información del viaje de manera consciente, en la parte subconsciente del cerebro esas memorias permanecerán.

Lugares que no es recomendable visitar con bebés son, usualmente, aquellos con temperaturas extremas y que requieran de alta resistencia: desiertos, glaciares, ríos donde se practiquen deportes extremos, entre otros.

 

Sabemos que estos pequeños consejos te servirán mucho al momento de decidir a dónde viajar con bebés, así que aprovéchalos y empieza ya a planificar tu propia aventura familiar, incluye al resto de la familia y relájense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *